Magia – Líbranos del Mal

Este es la tercer entrega de la serie Líbranos del Mal

Por magia podemos entender toda clase de ritos con los que se pretenden canalizar las fuerzas ocultas para conseguir nuestros deseos. Algunos magos hacen rituales mágicos para que uno tenga suerte en sus negocios, para que tenga trabajo, para curar enfermedades o para conseguir a la persona amada. Cuando hacen magia negra para hacer daño, con la ayuda del demonio, se llaman brujos; y adivinos, cuando tratan de conocer el futuro.

En cuanto a la magia, podemos aludir aquí a Harry Potter, un personaje famoso en todo el mundo a través de los libros de la Sra. Rowling, la autora inglesa, que ha fomentado entre los niños, jóvenes y adultos, el mundo de la magia. Harry Potter es un aprendiz de mago que usa su varita mágica para hacer ciertos ritos con su capa de mago. Aparte de que muchas de sus actitudes no son muy éticas, pues pareciera que para hacer el bien se justifican algunos medios no éticos como la mentira, de hecho, la Harrimanía hace que muchas personas, y no sólo niños, se aficionen a este mundo mágico.

Para leer el artículo completo click aca

El Papa explica qué es la oración de intercesión

Benedicto XVI: “que no falte entre nosotros un germen de bien”

La oración de intercesión supone “sumergirse” en el abismo de la misericordia de Dios, que solo espera un germen de bien para perdonar y salvar al hombre.

El Papa Benedicto XVI comenzó hoy, en su catequesis de la Audiencia General, un recorrido por las grandes figuras bíblicas, para profundizar en el significado de la oración cristiana.

Comenzó hoy con la oración de intercesión, a través del conocido pasaje de la destrucción de Sodoma y Gomorra, en el capítulo 18 del Génesis, y la oración de Abraham tratando de salvar la ciudad.

Este pasaje bíblico, explicó el Papa, “narra que la maldad de los habitantes de Sodoma y Gomorra estaba llegando a su cima, tanto que era necesaria una intervención de Dios para realizar un gran acto de justicia y frenar el mal destruyendo aquellas ciudades”.

“Aquí interviene Abraham con su oración de intercesión. Dios decide revelarle lo que le va a suceder y le hace conocer la gravedad del mal y sus terribles consecuencias”.

Abraham afronta “enseguida el problema en toda su gravedad”, explicó el Papa, recordando el diálogo entre el Patriarca y Dios, en el que aquel pide que si encuentra cincuenta justos, no castigue a la ciudad.

Pero la petición de Abraham va mucho más allá de la justicia retributiva (no castigar a los justos igual que a los culpables), sino que es “mucho más seria y profunda”.

Lee aquí el texto completo

Lee aquí mas enseñanzas del Papa Benedicto XVI

Reiki: Peligro Espiritual

El Reiki, que se difunde hoy en Argentina, pretende ser “un sistema de curación por imposición de las manos”. En realidad, es una práctica peligrosa, que abre la puerta a fuerzas ocultas, o sea demoníacas. Es incompatible con la fe cristiana. Damos explicaciones:

1º- El Reiki pretende domesticar y utilizar la llamada “energía vital universal”. Pero ¿qué es la energía vital universal? (que otros llaman energía cósmica, magnética, “cristica”, etc.). San Pablo habla de las “energías de este mundo de tinieblas” (Ef 6,12). Y sabemos que, desde el pecado original, no sólo el hombre está herido, sino que la armonía del mundo queda destruida (Catecismo de la Iglesia Católica Nº 400) y las energías del cosmos son perturbadas por fuerzas malignas: “El mundo entero yace en poder del demonio” (1 Jn 5,19). Así, el que se abre a la “energía universal” se abre a fuerzas que no conoce, y que no son todas buenas.

Click aquí para leer el texto completo

Superstición – Líbranos del mal

Éste es el segundo artículo de la serie “Líbranos del mal” que estamos publicando en nuestra página.

Si querés leer el primer artículo click aquí

Hay revistas juveniles con mucho contenido mágico, esotérico y supersticioso. Por ejemplo, en la revista mensual de Disney, Witch (bruja), de abril del 2001, se dice a las adolescentes nacidas bajo el signo de capricornio: el animal que te traerá suerte es la cabra. Pon una foto suya en tu mochila y te sentirás decidida e inamovible como ella. Para aries: éste es el mes ideal para las magias de amor; el día trece escribe en un papelito rojo el nombre del chico que te gusta. Dale tiempo y la situación mejorará… En números siguientes, habla de que para solucionar sus problemas, deben beber infusiones de menta, poner granos de arroz en contenedores de cristal, exponer dijes a los rayos del sol, tener hojas de abedul debajo de la almohada y una pizca de artemisa dentro de los zapatos. En el cuarto número de Witch, de junio del 2001, ofrecieron como obsequio a sus lectoras una gargantilla talismán.

Estas supersticiones se suman a otras que cree mucha gente. Dicen que los gatos negros dan mala suerte o el pasar por debajo de una escalera o romper un espejo. Aseguran que el número trece o martes trece resultan fatales. No se debe dejar una cartera en el suelo ni menos regar la sal. La noche del 31 de diciembre hay que llevar ropas íntimas amarillas y comer doce uvas al toque de las doce campanadas de medianoche para tener suerte durante el nuevo año, y salir a la calle a dar una vuelta con una maleta, para poder tener buenos viajes.

Algunos creen que tocar madera o hierro protege de la mala suerte, cuando se habla de algo peligroso o pasa un funeral o mientras se oye el sonido de la sirena… No faltan quienes creen que poner detrás de la puerta una mata de sábila o una herradura, protege del mal. Algunos dicen que el trébol de cuatro hojas aleja todas las desgracias. Y no faltan quienes creen que con sólo repetir ciertas oraciones un número determinado de veces, se van a cumplir nuestros deseos. O escribiendo las famosas cadenas de san Judas Tadeo o de otros santos, que son copiadas 80 veces y dejadas en iglesias diferentes; pues, de otro modo, pueden sucederle desgracias.

Algunos piden agua bendita de siete iglesias para que tenga más efecto. En algunos lugares, tienen la costumbre supersticiosa de tener una planta llamada planta mágica o planta de la felicidad. Deben regarla una vez al día, expresando un deseo y pronunciando una palabra particular y creen que todo se cumplirá. Tampoco faltan quienes consiguen de los magos velas o incienso o hierbas para la suerte. Los mismos magos tienen imágenes en sus consultorios o rezan algunas oraciones, para dar tranquilidad a los clientes y hacer más eficaces sus ritos anticristianos.

Hay muchos incautos, que leen los horóscopos en el periódico o en las revistas, como si fueran infalibles. Muchos los consultan como una guía práctica para sus vidas para ver si les irá bien en tal negocio o en la elección de pareja o para decidir sobre cualquier problema personal, en vez de confiar en Dios y en su providencia personal. Hay quienes planifican sus hijos para que nazcan bajo tal o cual signo del zodíaco, que le dará mejor suerte, como si el destino de cada uno estuviera escrito en las estrellas.

Estos fervorosos seguidores de los horóscopos, no se dan cuenta de que la creencia de que el Universo está rodeado de doce constelaciones, que dan origen a los doce signos del zodíaco, hace tiempo que se conoce como errónea, pues la ciencia moderna ha descubierto que no son doce las constelaciones sino catorce, lo que hace que todos los horóscopos, basados en los doce signos del zodíaco sean equivocados.

Además, el acudir a los astros para conocer el futuro está prohibido por Dios, que nos dice en su Palabra: Estás cansado de consultar. Que se presenten y te salven los que describen los cielos, los que observan las estrellas y te hacen saber cada mes lo que te sucederá. Son briznas de paja que ha consumido el fuego, no podrán salvar sus vidas del poder de las llamas…, y no habrá quien te salve (Is 47, 13-15).

La Iglesia nos dice que la superstición: representa en cierta manera una perversión, por exceso, de la religión (Cat 2110).

Líbranos del Mal – Líbranos del Maligno

Cuando rezamos la oración Jesús nos enseñó, esa que quizás aprendimos de niños, a través de nuestra familia, o en el catecismo, estamos realizando sin saberlo una oración de liberación.

Allí decimos “Líbranos del mal” o como se rezaba la oración en latín “sed libera nos a malo” < Libéranos del malo>. Estamos haciendo una oración de liberación que el mismo Jesús nos enseñó.

Hoy mucha gente, incluso cristiana, que por ignorancia y muchas veces sin saberlo, se va involucrando con prácticas que lo atan espiritualmente y el poder del mal va tomando distintas áreas de su vida, en diferentes niveles.

Por este motivo vamos a ir publicando una serie de artículos destinados a descubrir todos los engaños contemporáneos que tiene el maligno para someter hoy en día a las personas bajo su poder.

En esta primer entrega:

LOS PELIGROS DEL ESOTERISMO

Esoterismo es una palabra que designa a todo lo conocido por un círculo reducido de personas (los iniciados), y que no puede ser revelado públicamente, como, por ejemplo, técnicas de lectura de la mano o de las cartas, rituales para hacer filtros de amor, sortilegios para adivinar el futuro. También se refiere a fórmulas de invocación a espíritus o maneras de hacer pactos con el demonio. En una palabra, se refiere a cosas ocultas. Por eso, algunos lo denominan ocultismo, pues trata de dominar fuerzas ocultas, desconocidas para la mayoría, que se manifiestan a través de la magia, brujería, adivinación, chamanismo, espiritismo, vampirismo, satanismo…

Muchas de estas prácticas y rituales pueden ser aprendidas en escuelas de magia o en grupos secretos de espiritismo o satanismo. También pueden leerse en algunos libros que tratan sobre estos temas. Ahora es más fácil conocer estas cosas por medio del internet, donde uno puede ponerse en contacto con magos y brujos de cualquier parte del mundo, ver sus páginas web, contactarlos por teléfono e, incluso, aprender muchas prácticas sencillas. Por ejemplo, hay jóvenes estudiantes que aprenden de algunos magos a realizar ciertos ritos o fórmulas mágicas para conquistar al hombre o mujer de sus sueños… Y, de esta manera, sin darse cuenta, van entrando en un mundo oscuro y maligno, aunque lo hagan por afán de curiosidad.

Muchos jóvenes, que se sienten vacíos por dentro, y cuya vida no tiene sentido, buscan algo a lo que dedicar su propia vida y, muchas veces, lo encuentran en grupos y sectas esotéricas. Y van cayendo cada vez más y más en las redes de los espíritus del mal. Otros, buscando poderes superiores, caen en cualquier superstición.

Los resultados son desastrosos en todos los casos, pues satanás cuando le abrimos la puerta de nuestras vidas no nos va a soltar fácilmente. Como consecuencia, las personas que comienzan a practicar tales cosas, van entrando en obsesiones, depresiones, opresiones y en algunos casos hasta en posesiones diabólicas.

Tomado del libro LIBRANOS DEL MALIGNO del Padre Angel Peña O.A.R.