Escuela de Crecimiento Jesús Maestro – Renovación Carismática Católica Argentina – 8va. enseñanza – El Llamado a ser Comunidad Familia

Hola queridos hermanos ya está disponible la Octava enseñanza de nuestra escuela de Crecimiento

El Llamado a ser Comunidad Familia

Te invitamos a escucharla o leerla en el siguiente link

Escuela de Crecimiento Jesús Maestro

Anuncios

Escuela de Crecimiento Jesús Maestro – Renovación Carismática Católica Argentina – 6ta. enseñanza – El llamado a ser Carismáticos

Hola queridos hermanos ya está disponible la Sexta enseñanza de nuestra escuela de Crecimiento

El llamado a Ser Carismáticos

Te invitamos a escucharla o leerla en el siguiente link

Escuela de Crecimiento Jesús Maestro

Escuela de Crecimiento Jesús Maestro – Renovación Carismática Católica – Tercer enseñanza – El llamado a la Santidad

Hola queridos hermanos ya está disponible la tercer enseñanza de nuestra escuela de orarCrecimiento

El llamado a la Santidad

Te invitamos a escucharla o leerla en el siguiente link

Escuela de Crecimiento Jesús Maestro

Creciendo en Comunidad

LA COMUNIDAD

Dios es comunión de amor, es un misterio: Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas divinas que forman un “Nosotros”. “Las personas divinas son realmente distintas entre sí: Dios es único pero no solitario” (Catecismo Católico nº 253 y 254).

Las personas divinas, inseparables en su ser, son también inseparables en su obrar (Catecismo C..n º267), sin embargo, cada uno tiene su propia acción:

  • El Padre es el Creador, me creó como también a todo el mundo que me rodea.
  • El Hijo es el Salvador, es el Redentor que me salva del mal y de la muerte.
  • El Espíritu Santo es el Santificador, el que me da vida y transforma mi espíritu.

Contamos con el amor de Dios. Nuestra esperanza debe ser arrojarnos en sus manos amorosas: esta confianza nos lleva a superar las angustias y depresión.

En la creación Dios instituye la familia que es la comunidad humana:. “Y Dios creó al hombre a su imagen, los creó varón y mujer”(Gén.1,26-27) “Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos llegan a ser como una sola persona” (Gén.2,24)

En este “hagamos al hombre a nuestra imagen” Dios nos está mostrando cómo debemos vivir en comunidad, a semejanza de la Comunidad Trinitaria. Nos creó un Dios comunitario, para vivir en comunidad con Él, con nuestros semejantes y con la naturaleza.

La base de toda Comunidad es la alianza de amor nueva, eterna y universal que Dios Padre hace con nosotros, en Jesucristo. Esta Alianza es la que tenemos que vivir en nuestro hogar, nuestra familia, con nuestros vecinos, nuestro país, en nuestra comunidad de Iglesia, en el mundo.

Para leer el texto completo haz click aquí