San Juan Pablo II a la Renovación Carismática Católica

juan-pablo-ii-a-rcc

 

 

Les invito a ustedes y a todos los miembros de la Renovación Carismática, que se unan conmigo para gritar al mundo : “Abran las puertas al Redentor”… La misión de la Iglesia es proclamar a Cristo al mundo

San Juan Pablo II a la Renovación Carismática Católica

San Juan Pablo II a la Renovación Carismática Católica

juan-pablo-ii-a-rcc-1

Decía San Juan Pablo II a la RCC en 1991 “El Espíritu Santo está trabajando en grupos como los de ustedes, llevándolos a la oración y llenándolos de alegría al adorar y alabar al Señor… ¿Como puede alguien que haya experimentado la bondad de Cristo quedarse callado e inactivo?”

Evitemos la Excesiva Organización – Papa Francisco – Renovación Carismática Católica

Imagen

Como Dice el Papa Francisco: Eviten la excesiva organización, salgan a evangelizar por las calles, acuérdense que la Iglesia nació en salida esa mañana de Pentecostés.

papa-francisco-salgan

Ungidos para Evangelizar – Renovación Carismática Católica 

Como nos Dice el Papa Francisco: Ser discípulo misionero significa participar activamente en la misión de Cristo: “ser ungidos por el Espíritu e ir hacia los hermanos para anunciar la Palabra, siendo para ellos un instrumento de salvación”

Discurso del santo padre Francisco a los miembros de la Fraternidad Católica

Queridos hermanos y hermanas:

¡Bienvenidos!

Os agradezco vuestra acogida y os saludo a todos con afecto. Sé que la Fraternidad Católica ya tuvo el encuentro con el Ejecutivo y el Consejo, y que esta tarde comenzaréis la XVI Conferencia Internacional con el querido padre Raniero.

303db6db6e571b66a7fbde7d72746352_400x400Habéis tenido la amabilidad de enviarme el programa, y veo que cada encuentro inicia con el discurso que dirigí a la Renovación Carismática con ocasión del encuentro en el Estadio Olímpico el pasado mes de junio.

Ante todo, quiero felicitaros porque habéis comenzado lo que en aquel momento era un deseo. Desde hace casi dos meses la Fraternidad Católica e ICCRS comenzaron a trabajar compartiendo la misma oficina en el Palacio San Calixto, dentro del «Arca de Noé». Soy consciente de que no debe haber sido fácil tomar esta decisión, y os agradezco de corazón este testimonio de unidad, esta corriente de gracia que estáis dando a todo el mundo.

Lee el artículo completo aquí