Primavera Cristiana sin Divisiones

El metropolitano Hilarion predice una “primavera cristiana sin divisiones”

Al ser investido “honoris causa” por la Facultad de Teología de Cataluña

El metropolitano ortodoxo Hilarion Alfeyev de Volokolamsk, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del patriarcado de Moscú, mostró su convicción en que el siglo XXI verá un florecimiento del cristianismo, sin divisiones entre los seguidores de Jesús.

Lo hizo este martes en el Seminario Conciliar de Barcelona, al ser investido doctor honoris causa por la Facultad de Teología de Cataluña, informó a ZENIT el departamento de prensa de esta facultad.

Una primavera cristiana está a punto de llegar –afirmó-. El siglo XXI verá sanadas las divisiones entre los cristianos y un renacimiento de la fe, don de Dios, tal como fue predicada por los apóstoles y preservada por los Padres”.

El metropolitano calificó de “erróneas” la consideración del tiempo actual como una era “post-cristiana”, y las predicciones según las cuales el cristianismo desaparecería del mapa religioso en el tercer milenio y sería absorbido por el Islam.

Estoy seguro que los cristianos resistirán juntos y preservarán sus enseñanzas, su Iglesia y su Tradición”, declaró. En la Lectio, el metropolitano Hilarion agradeció el honor que representa esta distinción de la Facultad de Teología de Cataluña, que se encuentra bajo el patrocinio de la Universidad Gregoriana de Roma. Puntualizó que el grado de doctor no lo recibe como un homenaje a sus realizaciones personales, sino como un reconocimiento de la importancia de la teología ortodoxa y como un signo de respeto hacia la Iglesia ortodoxa rusa.

Los Padres hoy

Su exposición se centró en la actualidad de la herencia de los Padres en el mundo actual, un tema que el metropolitano trata a menudo en sus libros y en sus intervenciones públicas.

“El conocimiento de los Padres capacita al cristiano a no perder la ruta en medio de la multitud de tendencias de la filosofía moderna y de cosmovisiones, ni a ‘dejarse arrastrar por doctrinas complicadas y extrañas'”, dijo, citando los Hechos de los Apóstoles

El investido doctor honoris causa aseguró que “el conocimiento de los Padres ayuda a los cristianos a auto-comprenderse, a construir una relación firme con Dios, a ordenar su vida espiritual.

Contrariamente a las recetas de enseñanzas modernas como el psicoanálisis, los consejos de los Padres –afirmó- exhalan un espíritu saludable, fundamentados como están en la sólida comprensión del espíritu humano, y la necesidad de combatir las propias tendencias pecaminosas para poner en práctica el bien.

Los consejos de los Padres -consideró- son mucho más universales que los postulados básicos del freudianismo, y pueden aplicarse a gente que vive en los más diversos contextos culturales y temporales.

Las obras de los Padres nunca serán irrelevantes –añadió-, ya que tratan preguntas, las respuestas a las cuales son decisivas para al destino de la humanidad.

El acto de investidura estuvo presidido por el arzobispo de Barcelona, el cardenal Lluís Martínez Sistach y contó con la intervención del decano de la facultad, Armand Puig, como padrino del doctorando.

Durante la Laudatio, Puig explicó que el de hoy fue “un acto de reconocimiento de la teología ortodoxa en su conjunto, pero, por encima de todo, es un acto de homenaje a uno de sus representantes más cualificados”.

Además, añadió, constituye “un momento favorable, para que nuestra facultad y las demás instituciones académicas eclesiales de la Iglesia católica reafirmen su compromiso de estudio y de valoración de los Padres de la Iglesia de Oriente a la hora de hacer teología en el momento presente y en el contexto concreto de la Europa del siglo XXI.

El metropolitano Hilarion es autor de monografías destacadas sobre los Padres de la Iglesia y temáticas de la teología ortodoxa actual, y mantiene un compromiso y presencia firmes y constantes en el campo ecuménico.

Anuncios