Como saber si es la voluntad de Dios

San Pablo, en Colosenses 1,9-14 dice que debemos de estar LLENOS del conocimiento de la voluntad de Dios y tener TODA sabiduría espiritual y entendimiento. Esto elimina las dudas acerca de las decisiones correctas que debemos de tomar. Previene malas interpretaciones de las señales que él nos da. Nos permite pensar con la mente de Cristo, reemplazando lo que asumimos estar correcto con lo que el Espíritu Santo, quien vive dentro de nosotros, sabe que es correcto.

Dios generalmente no nos da conocimiento del futuro, pero si nos da siempre el conocimiento de su voluntad. El nunca quiere que estemos confundidos acerca de lo que es su voluntad. El quiere que tengamos su sabiduría y su entendimiento para que podamos caminar de una manera que imita a Jesús. ¿Pero cómo podemos alcanzar tal conocimiento totalmente en este lado de la puerta de cielo?

Nota que Pablo hace una conexión entre “cada obra buena que dio fruto” con “crecer en el conocimiento de Dios”.Entre más hagamos obras buenas – imitando a Jesús -más crecemos en el conocimiento de Dios y más entendemos su voluntad y llega a ser más fácil imitar a Jesús. En vez de esperar entender la voluntad de Dios antes de comportarnos de la manera que Cristo lo hace, debemos mejor escoger hacerlo, porque la acción construye comprensión.

Aunque normalmente, dudamos cuando no estamos seguros de la voluntad de Dios. Parece sabio no hacer nada hasta que su voluntad se nos sea aclarada. Esperar es mejor que irnos en la dirección equivocada o cometer un error, ¿verdad?

Si el discernimiento de la voluntad de Dios no llega rápidamente, podría ser porque Dios está diciendo, “Espera, tranquilízate, no sigas hacia adelante hasta que mis direcciones sean claras para ti”. O podría significar que no vemos lo que Dios ha colocado justo delante de nosotros; no escuchamos su voz porque nuestra voluntad no coincide con su voluntad y no queremos creer la verdad, o porque el temor nos está dando un mensaje falso.

La voluntad de Dios siempre es resumida en una, directiva sencilla que Jesús enfatizo: Ama. Ama a Dios con todo tú corazón, mente y alma, y ama a todos los demás como te amas a ti mismo. Para salir de la duda y dar paso adelante a la voluntad de Dios, debemos HACER algo – debemos hacer lo que el amor haría. Debemos tomar una decisión que de fruto bueno. Si lo que vamos a hacer honra a Dios, si da amor a los demás, y si beneficiará a nuestras almas eternas, debemos dar un paso hacia adelante en fe confiando que la buena obra que estamos haciendo ES la voluntad de Dios.

Si esto accidentalmente nos aleja de su plan perfecto y preferido, podemos estar satisfechos de que por lo menos no estamos pecando. ¡Dios ciertamente está muy complacido con eso! En nuestro acto de hacer el bien, incluso si cometamos un error interpretando la voluntad de Dios, descubrimos su verdadera voluntad. Aprendemos intentándolo. Aprendemos de los buenos frutos que son producidos por nuestros esfuerzos y también aprendemos de nuestros errores.

Si verdaderamente deseamos hacer la voluntad de Dios y seguir su guía, entonces somos capaces de ser dirigidos. El suavemente pero firmemente nos dirige de nuevo al plan que él diseñó.¡Aún nuestros errores llegan a ser bendiciones!

Anuncios

Un pensamiento en “Como saber si es la voluntad de Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s